Revisión de la batería: 5 formas de cuidar la batería de tu coche

¿Quieres evitar averías inesperadas y facturas de reparación no deseadas este invierno? Prepárate leyendo nuestros consejos de conducción para el invierno, incluyendo la comprobación del estado de la batería de tu coche. Las baterías son más propensas a fallar cuando hace frío, por lo que unas sencillas comprobaciones pueden ayudar a garantizar su rendimiento óptimo.

En esta guía, te ofrecemos consejos prácticos para cuidar la batería de tu coche y saber cuándo está lista para una revisión.

¿Cómo cuidar la batería del coche?

1. Detectar los signos de una batería agotada o que falla

Los signos reveladores que muestran cuando una batería está descargada o fallando incluyen:

  • Faros oscuros – ¿Los faros son tenues al ralentí, pero se iluminan cuando se acelera el motor?
  • Motor de arranque con problemas – ¿El motor tiene problemas para arrancar cuando se conecta el encendido?
  • Cambio en el sonido al ralentí – Al conectar el encendido y poner en marcha un componente eléctrico, ¿cambia el sonido del coche al ralentí?

No siempre es fácil saber cuándo una batería está baja o falla, pero revisarla regularmente te ayudará a evitar problemas, especialmente si tienes un coche antiguo.

Revision-de-la-bateria-5-formas-de-cuidar-la-bateria.jpg

2. Entender las causas de una batería baja o descargada

A continuación, enumeramos los factores que pueden hacer que las baterías de los coches pierdan potencia:

  • Dejar las luces exteriores/interiores, u otros dispositivos eléctricos, encendidos cuando el contacto está apagado.
  • Viajes cortos frecuentes, que no dan a la batería tiempo suficiente para alcanzar la carga completa.
  • Utilizar demasiados dispositivos electrónicos, especialmente cuando se conecta el encendido por primera vez.
  • El calor o el frío extremos pueden reducir la cantidad de energía que genera una batería.
  • La vejez. Las baterías de los coches deben cambiarse cada cinco años, incluso si se han mantenido bien.
  • Corrosión de los bornes de la batería.
  • Cables sueltos o un sistema de carga defectuoso (por ejemplo, un alternador defectuoso).
  • Mantenimiento inadecuado. Debe comprobar la batería con el mismo intervalo que el aceite: cada quince días.

3. Como cuidar la batería de tu coche

Unos sencillos cambios en el uso del coche pueden ayudar a mantener la batería en buen estado. Por ejemplo, deberías apagar siempre los componentes eléctricos -como el aire acondicionado, los calefactores de los asientos o la pantalla trasera calefactada- antes de apagar el contacto. Así, cuando vuelvas a utilizar el coche, no habrá una carga excesiva en la batería.

Si es posible, mantén tu coche en un garaje cuando haga frío, ya que las bajas temperaturas dificultan el giro del motor, lo que supone una carga para la batería. Y si no utilizas el coche a menudo, asegúrate de “ejercitar” la batería de vez en cuando dando un paseo más largo, ya que así se cargará de nuevo.

Adoptar este tipo de hábitos puede suponer una gran diferencia en la vida útil de la batería de tu coche y ayudarte a evitar el temido puente de arranque.

4. Compruebe el voltaje de la batería y el nivel de electrolito

También puedes comprobar el voltaje real y los niveles de electrolito, lo que te ayudará a detectar problemas y ver si es necesario sustituirla. No es difícil: para comprobar el voltaje basta con utilizar un simple comprobador de baterías. Cuando una batería está completamente cargada, y todos los componentes eléctricos están apagados, debería producir una media de 12,5V. Cualquier lectura por debajo de 12V se considera baja, y debes cargar la batería dando un largo paseo en coche o utilizando un cargador de baterías específico.

También puedes comprobar el estado de la batería de tu coche utilizando un hidrómetro, como este un. Un hidrómetro se utiliza para comprobar la mezcla de ácido sulfúrico y agua en el electrolito de la batería, lo que le dará una mejor idea de la capacidad de la batería para mantener su carga. No podrás utilizar un hidrómetro si tu coche tiene una batería de bajo mantenimiento.

Para utilizar un hidrómetro, insértalo en cada celda de la batería y extrae una pequeña cantidad de líquido con la pipeta. Anota el resultado de cada célula y calcula la media. Una batería completamente cargada debe tener una lectura de 1,265 o superior. Si es inferior, es hora de sustituir la batería.

5. Limpie los terminales de la batería, las pinzas y los cables

La acumulación de ácido y suciedad en los terminales, abrazaderas y cables puede dar lugar a un mal rendimiento de la batería, por lo que debe limpiar y mantener la zona con regularidad. Comience por retirar la abrazadera de sujeción y las pinzas de los terminales (primero el negativo). A continuación, utilice una mezcla de bicarbonato de sodio y agua destilada con un cepillo de dientes viejo para fregar el ácido y la suciedad de los terminales, las pinzas y los cables. Esta mezcla neutralizará el ácido y facilitará la limpieza de los bornes. Seque la zona con toallas de papel antes de volver a colocar las abrazaderas, asegurándose de no apretarlas demasiado en los bornes.

Hay muchas herramientas baratas que pueden ayudar a limpiar la batería del coche, incluyendo esta práctica limpiador de bornes y postes. Herramientas como esta le ayudan a mantener su batería para que siga funcionando como debe, ahorrando tiempo y dinero a largo plazo.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad