Ventajas de los rascadores y como escoger el mejor para tu gato

¿Estás Cansado de que tu gato destroce tus preciosos muebles y cortinas y todo lo que pueda encontrar para afilar sus uñas?

Los gatos nacen con el instinto de arañar. ¿Hay alguna manera de convivir con tu querido amigo felino sin que tus muebles y sofás queden destrozados por sus uñas? La respuesta es fácil ¡Los rascadores para gatos! Puede parecer algo de poca importancia, pero hay muchas razones por las que tener un rascador en casa es imprescindible para tu gato, y para tu cordura.

Principales beneficios de los rascadores de gatos y por qué tu gato necesita uno

1. Los rascadores para gatos mantienen las uñas sanas

Afilarse las uñas ayuda a tu gato a desprenderse de las capas sueltas de sus uñas. Eliminar esas capas muertas es una parte clave para mantener sus uñas sanas, afiladas y listas para la acción.

2. Ayudan a los gatos a estirarse y mantener en buen estado sus músculos

Un rascador alto ayudará a tu gato a estirar todo su cuerpo, además de sus patas. Los estiramientos son buenos para tu gato, ya que le ayudan a mantener sus músculos en plena forma.

3. Ofrecen una buena forma de hacer ejercicio

Al usar un rascador tu gatito tiene que levantarse sobre las patas traseras, estirarse y clavar las uñas en la fibra del rascados lo que supone una forma estupenda de que tu gato libere la energía acumulada y haga un poco de ejercicio.

4. Ayudan a aliviar el estrés

Los humanos no son los únicos seres vivos que sienten estrés y ansiedad, tu gato también lo hace. Los gatos se afilan las uñas cuando se sienten frustrados, excitados, ansiosos o felices, es una gran manera de para que liberen sus emociones y el estrés acumulado.

5. Arañar es una forma de marcar el territorio

Cuando los gatos se afilan las uñas, También están marcando su territorio. Esto se debe a los gatos liberan un olor único de las glándulas de las almohadillas de sus patas. Si dejas que tu gato marque su territorio rascando, se sentirá más relajado y a salvo en su hogar.

6. Alivia las tensiones entre tus gatos

Si tienes varios gatos, verás que les gusta reunirse en el rascador compartiendo su afición por afilarse las uñas. Esto hace que el rascador sea un punto de encuentro, o un lugar para que tus gatos jueguen e interactúen. ¿Sabías que en todos los hogares con varios gatos existe una jerarquía felina? Los diferentes niveles de un rascador para gatos ayudan a afianzar las diferentes jerarquías de tus amigos felinos sin generar tensiones.

7. Un rascador para gatos salvará tus muebles

Un rascador no solo ofrece ventajas para tu gato, también para ti.  Evitará que tu gato destruya los muebles, las cortinas o incluso la alfombra. Aun así, no des por sentado que la simple colocación de un rascador evitará que tu gato arañe los muebles. Tienes que enseñar a tu gato para que arañe el rascador en lugar de los sofás. Prueba a ponerle hierba gatera, a colgarle objetos para que juegue o a ponerle una golosina en la parte superior para atraer a tu gato al poste.

por que tu gato necesita un rascador

Los rascadores para gatos ofrecen muchas ventajas tanto para ti como para tus amigos felinos. Echa un vistazo a la gran selección de rascadores de primera calidad de Mismascotas.es seguro que tu gatito y tus muebles te lo agradecerán. 

Factores a tener en cuenta al comprar un buen rascador para gatos

Los rascadores para gatos están disponibles en varios diseños, materiales, alturas y firmeza. Hay rascadores verticales, mientras que otros están orientados horizontalmente. Los materiales más comunes que se utilizan son la madera, el cartón ondulado, el sisal o la tela de alfombra. Los gatos prefieren el material que se rompe cuando lo rascan.

Tipos de rascadores

1. Rascadores de cartón
Los rascadores de cartón suelen ser la elección de los propietarios de gatos primerizos porque son bastante baratos. Son fáciles de sustituir y suelen estar diseñados para colocarse en plano o en ángulo sobre el suelo. Un rascador de cartón horizontal debe tener suficiente espacio para que el gato pueda estar de pie sobre él y rascar al mismo tiempo.

rascador de cartón

2. Rascadores cubiertos de sisal
Los rascadores cubiertos de cuerda de sisal también son una opción muy popular. A los gatos les encanta pasar sus uñas por la superficie rugosa del sisal, además la resistencia les sienta muy bien a sus patas y uñas. Los postes recubiertos con este material resistente son más caros que los de cartón ondulado, pero como el material es resistente, suelen durar años antes de tener que tener que ser sustituidos.

rascador de gatos de sisal

3. Rascadores cubiertos de moqueta
También hay rascadores cubiertos de material de moqueta. A los gatos les encanta arañar este material porque es similar a la moqueta de los suelos y las alfombras. Pero cuando un gato sigue arañando las alfombras y los suelos enmoquetados, los expertos recomiendan cambiar a un rascador de otro material.

arbol rascador de moqueta

Los gatos necesitan un rascador resistente y estable

La robustez y la estabilidad de un rascador también es un factor importante a tener en cuenta antes de comprar. Importa más que el material utilizado. Una base robusta garantiza que el poste no se tambalee ni se vuelque cuando el gato arañe con ganas. Un rascador inestable puede causar lesiones al gato cuando si se vuelca o por lo menos un buen susto. En el caso de los árboles rascadores más altos, asegúrate de que las bases son más pesadas para evitar que se produzcan circunstancias desafortunadas.

Los gatos prefieren los rascadores altos

La altura del rascador también es un factor importante a tener en cuenta. Cuanto más alto y robusto sea el rascador, mayores serán las posibilidades de que tu gato prefiera el poste al suelo enmoquetado o a los muebles. Los rascadores para gatos altos, como los árboles rascadores permiten a los gatos estirar el cuerpo por completo y estirar los músculos de los hombros y la espalda, movimientos que favorecen la flexibilidad y la salud general del gato.

Ubicación

El lugar donde se coloca el rascador dentro de tu casa puede influir mucho en cuanto le gustará a tu gato. Si hay varios gatos en la casa, es una buena idea colocar los rascadores en lugares donde los gatos suelen reunirse o pasar el tiempo. Si tu gato ignora un nuevo rascador, prueba a frotar un poco de hierba gatera o a colocar una golosina encima. También puedes colgar un ratón de juguete o cualquier juguete para despertar la curiosidad de tu gato y hacer que se acerque al poste para investigar.

+ posts

Roberto es un especialista en marketing digital y profesional de las tecnologías de la información con más de 10 años de experiencia en desarrollo web, SEO/SEM, marketing en redes sociales, estrategia de contenidos e inbound marketing.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad